top of page
Buscar

Diferencias que debes conocer entre los cables RJ45 CAT6 y RJ45 CAT5e

Un cable RJ45 es una interfaz física comúnmente utilizada para conectar redes de computadoras con cableado estructurado. Posee ocho pines o conexiones eléctricas, que normalmente se usan como extremos de cables de par trenzado.


Estos cables son actualizados continuamente, mejorando diferentes características del mismo, tales como las velocidades del ancho de banda y el ruido que genera. Es por esto que en este blog te mostraremos las diferencias más importantes entre el CAT6 y CAT5e, de forma que puedas elegir entre estos dos con la información necesaria para encontrar el más óptimo para la aplicación que le darás.


¿Qué es un cable CAT5e?


El cable de categoría 5e (conocido también como Categoría 5 mejorada o CAT5e) este es un estándar de cable de red ratificado en 1999. El cable CAT5e ofrece un rendimiento muy superior al viejo cable CAT5, que proporciona velocidades hasta 10 veces más rápidas y una capacidad mucho mayor de llegar a distancias grandes sin tener problemas de diafonía. Los cables CAT5e normalmente son cables de pares trenzados de calibre 24, que admiten redes Gigabit a distancias de segmentos de hasta 100 m.


¿Qué es un cable CAT6?


CAT6 (derivado de la categoría 6) se encuentra disponible en el mercado hace unos pocos años después que el CAT5e. CAT6 es un cable de par trenzado estandarizado para Ethernet que es compatible con las normas de los cables CAT5/5e y CAT3. Al igual que el CAT5e, los cables CAT6 admiten segmentos Gigabit Ethernet de hasta 100 m, pero también permiten el uso de redes de 10 Gigabits a distancias limitadas.

Diferencias mas importantes

CAT5e

CAT6

Ancho de Banda

100 MHz

250 MHz

Velocidad

1 Gigabit Ethernet

10 Gigabits Ethernet

Diafonía

Menor ruido del sistema, menos errores y mayores velocidades de transmisión de datos

Mayor ruido del sistema, mas errores y menores velocidades de transmisión de datos

Longitud Máxima

100m

100m

Diferencias visuales

más gruesos

más finos



Conclusiónes


En ocasiones se suele decir que no vale la pena invertir en cables de mayores especificaciones, como por ejemplo CAT6, ya que el hardware actual de la red no requiere velocidades de 10 Gbps. Pero el hardware se actualiza con el tiempo y es mucho más sencillo actualizar el hardware que realizar nuevas instalaciones de cables.


De todas maneras, la consideración más importante, es que siempre se adquiera un cable de buena calidad, 100% de cobre. Las pruebas demuestran que un sistema con cableado de calidad inferior puede ser la causa del 70% de los tiempos de parada de la red, aunque solo represente un 5% de inversión inicial en la red.

Por lo tanto, no te arriesgues a sufrir fallos al escatimar en un sistema de cableado que no ofrece un rendimiento garantizado.

438 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments